Schopenhauer, p. 101

"Y así, todo imbécil execrable que carece en el mundo de algo de lo que pueda enorgullecerse se refugia en este último recurso: vanagloriarse de la nación a la que por casualidad pertenece. En eso se vuelca y, en su gratitud, está dispuesto a defender con uñas y dientes todos los defectos y todas las necedades propias de esa nación".
Schopenhauer, A., Arte del buen vivir y otros ensayos, Edaf, Madrid, 2002 (16ª ed.), p. 101.

Popular Posts

Emboscarse

El Lector