8.6.10

Aire

Admitió, sin dejar de temblar, que no estaba bien. Que no veía futuro, ni horizonte, ni espacio, que nunca como ahora había sentido el ahogo odioso de verse entre la espalda y la pared...
Pasó por mi pensamiento la imagen fugaz de un suculento inhalador...
Nos despedimos.
No lo he vuelto a ver por los lugares al aire libre que frecuento; por los lugares al aire cautivo tampoco.

3.6.10

Hacer lo inagotable

El hacer nos concierne como obligación para ser y construirse. La acción nos abroga como una infección de ego ensimismado. Las cosas hechas son los jalones que pautan mi posibilidad, capacidad, las garantías de mi valor singular. La dolencia del hacedor es universal. Hablan por nosotros no tanto nuestros actos como sus escombros, que nos redimen del despojo que somos: el contorno de un hombre que hay que llenar.
Si somos simplemente nos creemos insuficientes, desatendemos la vida por ese ardor de rehacerse, de alentar al personaje.
Es el castigo y nosotros los castigados.
Incluso estas palabras, sobre todo éstas y tal vez todas las demás, son sólo residuos, mucosidad de esta insufrible fiebre del heno.

Matrix

Hay una realidad creada en la que damos por bueno vivir, a la que nos sometemos y contribuimos. Matrix existe como espejismo que nos deslum...