17.3.10

Triángulo azul (spanier)

Los republicanos españoles murieron sobre todo en el campo de Gusen, cuatro mil sólo en los doce terribles meses de año 41, pero el campo matriz era Mauthausen. Comenzaron a construirlo prisioneros de Dachau desplazados al efecto en 1938. Oswald Pohl, renano de origen, oficial de alto rango de las SS, organizador de campos, director de la Oficina Central de Economía y Administración desde la que controlaba una treintena de empresas, entre ellas las Fábricas de Piedra y Tierra, compró las canteras de Wienergraben e imaginó el campo lleno de prisioneros trabajando en la extracción de granito con el que satisfacer una creciente demanda originada por los proyectos del arquitecto Albert Speer para la remodelación de las principales ciudades alemanas.
En agosto del 1940 llegaron los primeros españoles. Republicanos derrotados, exiliados y apátridas, internados en campos, alistados en la legión extranjera, y prisioneros del III Reich cuando con extrema facilidad destrozó la linea Maginot y ocupó Francia.
Los republicanos españoles fueron diezmados. Sufrieron como los demás todo tipo de infamias. El asesinato tomaba muy diversas formas: inyección de benceno, inhalación de ácido prúsico o dióxido de carbono, tiro en la nuca, hambre, duchas de agua helada, flagelación, extenuación... En el día a día, les alentaba la esperanza de la derrota del fascismo, una fe que les llevaba a mantener cierto orden en el caos, a organizar células clandestinas de ayuda y búsqueda de información dentro de campo, a guardar un minuto de silencio por cada víctima ante la perplejidad de sus verdugos, y, a la postre, los que todavía se mantenían en pie aquella mañana soleada de mayo del 44, a saludar a las fuerzas de liberación del campo con una enorme pancarta inmortalizada por Francisco Boix en una de las fotos más conmovedoras de ese siglo largo y abominable.

9.3.10

Sentido Común

Cuando tomamos en consideración los asuntos propios de la llamada "naturaleza humana", olvidamos que el grupo o banda formada por individuos iguales fue la forma básica de organización en la mayor parte de nuestra historia. La producción de alimentos es muy reciente pero ha producido enormes diferencias sociales, catástrofes medioambientales y tragedias humanitarias sin cuento que ningún experimento organizativo por extremo y radical que fuese ha podido evitar.
K. Lorenz recuerda que determinadas formas específicas de reacción, originadas en la época de los antepasados prehumanos y hoy obsoletas, constituyen uno de los obstáculos mayores y más difíciles de superar a la hora de establecer un orden social conforme al dictado de la razón y las condiciones de la vida moderna.
Es el problema, siempre de actualidad, del animal en el hombre. La bestia igualitaria que sufre la naturaleza o el hombre alienado que la transforma y la esquilma.
¿Se dan en nosotros las condiciones de posibilidad necesarias para el sentido común? ¿Se dan en mí?

4.3.10

Saber

Traudl Junge fue secretaria privada del Hitler desde principios del invierno de 1942 hasta mediada la primavera de 1945. Sostuvo siempre que fue concluida la guerra cuando comenzó a conocer los detalles de la política nazi, que nunca supo el alcance de tales infamias, que nunca supo que la guerra era esa guerra en la que murieron más de cincuenta millones de personas, en la que se exterminó, asesinó y torturó con una generosidad sin parangón en la historia de la humanidad.
La Europa de los primeros años cuarenta era el infierno y Traudl no lo sabía: nadie le dijo, era joven, no quiso preguntar, cumplía con sus obligaciones... Después de la guerra no fue detenida, ni juzgada. Vivió una vida larga que alcanzó el nuevo siglo. Para sí, edificó la coartada del yo no supe nada y por lo tanto yo no soy responsable, pero se le vino abajo aquel día que paseando las calles de Münich fue a parar ante un monumento a la memoria de Sophia Scholl.
Sophia, estudiante alemana de su misma edad, había sido detenida, interrogada y ejecutada en la guillotina, junto a otro activistas del grupo La Rosa Blanca, por denunciar los crímenes del nazismo aquellos mismos días en que ella comenzaba a trabajar para el führer.
(El Hundimiento, dir. Olivier Hirschbiegel, basada en la novela de Joachim Fest.)

Matrix

Hay una realidad creada en la que damos por bueno vivir, a la que nos sometemos y contribuimos. Matrix existe como espejismo que nos deslum...