22.10.10

Piezas de automóvil

F. detuvo el coche ante la puerta. Diez o doce personas esperaban ya ante la cancela electrificada. Pidió fuego a un muchacho cabizbajo y entró en conversación con él: diálogo errático de quejas y bostezos del que unos minutos después F. no podría recordar ni una palabra...
Esta escena que algún día describiré con más detalles, en su nudo y desenlace, sucedió en amanecer de alguno de aquellos largos días de una época que se hizo eterna hasta casi tapar el recuerdo de cualquier otra, cuando por motivos que ahora no hacen al caso, las factorías de recambios de automóvil cerraron sus puertas, las cadenas de montaje callaron...
Es obvio que un conjunto denominado 'piezas de automóvil' está formado por todas y cada una de los elementos que tiene la cualidad de ser piezas de un sistema llamado 'automóvil'. Después de aquello, el conjunto siguió existiendo pero limitado a los elementos, casi infinitos, que tenía.
Estos habían de ser reutilizados, restañados sus defectos y gasto de uso del modo que fuese, pero antes había que encontrarlos en un mundo que tiene como cualidad enojosa la dispersión de los elementos de cualquier conjunto por todos sus rincones.
Tal problema ensombreció la vida de mucha gente hasta lo insoportable antes de popularizarse el uso de la motocicleta con sidecar...

21.10.10

Fragmento

"Esta tarde no ha sido una excepción y ante el micrófono reescribió una vez más la vieja fábula, describiendo concienzudamente cómo pudo suceder que gigantescos edificios se viniesen abajo por un impacto nímio en relación a su tamaño y estructura, cómo pudo fundirse el acero y arder como papel encima de brasas. Habló de vigas que se comban al quedarse solas en el esfuerzo de mantener el esqueleto de la bestial construcción, de columnas que se arquean como ballestas de paraguas en la tormenta y de la niebla terrosa que no levantó en meses en los aledaños de la catástrofe y que, cuando lo hizo y volvió a brillar el sol en la descomunal escombrera, emergió un pavoroso desierto de hormigón y de amianto."
Fragmento de Este mundo (novela en marcha).

6.10.10

Sin título

"La vida es muy dura, más que tu cabeza" (dicho hirsú).

3.10.10

Tempo de ferro


"Día a día, logo de tantos anos idos, procuro a túa lembranza. Daqueles días de tristuras, cavilacións e penares para o teu pai e os teus irmáns, feridos e abatidos. Días desde os que a túa mai endexamais recuperou tino e razón. Xornadas negras, sen esperanza, apestadas e católicas. Días nos que, despois de ti morrer, rexistraron a vosa casa e os teus papeis. Todo o revolveron. Remexeron, buscaron xustificantes e tentaton que os teus veciños falasen mal de ti. Levaron os teus recortes de La Voz de Galicia sobre a queima de Reichstag, enlearon nos papeis pautados, nas notas musicais até deixar o teu violín fóra da caixa."
PATIÑO REGUEIRA, A., Memoria de ferro, Vigo, 2005, p. 19 (prólogo de Manuel Rivas).

Memoria del verano del 36, en el que las bestias se volvieron contra los hombres...

Matrix

Hay una realidad creada en la que damos por bueno vivir, a la que nos sometemos y contribuimos. Matrix existe como espejismo que nos deslum...