Posts

Razón y Cultura

Lo que nos humaniza es la razón. Es lo propiamente humano. De ella debe emanar el espíritu de cooperación, la empatía y nuestro sentido de pertenencia a la especie.
El sentimiento es el camino a la barbarie, la apertura a lo instintivo, que culmina en el ensalzamiento de lo propio, el recelo frente a lo diferente, la parcelación cultural, las fronteras y la hostilidad continua.
Humanidad en su totalidad frente a grupo en su particularidad.
El grupo es irracional; la humanidad es lo contrario.
En momentos de escasez de recursos se tiende a la violencia antes que a la cooperación. Esto viene determinado por el sometimiento de la razón al sentimiento. El miedo provoca agresividad. Impera lo instintivo. El resultado es una forma de cultura irracional, excluyente, que cohesiona al grupo por contraste dramático con "los otros". La cultura es un artefacto sentimental.
En momentos de abundancia, la avaricia y la zozobra ante un futuro incierto, actúan en el mismo sentido.
La cultura…

Inane

Vaciar el discurso o el diálogo es una tarea titánica que en algún momento pasó a ser cualidad de casi cualquier comunicador.
Las palabras propenden al susurro, a la ocultación, a lo sinuoso...
Escuchar a alguien como quien mira a una hormigonera mezclar estruendosa el agua de un arroyo con guijas, caliza y arcillas arrancadas a las laderas.
La amalgama penetra nuestros oídos sin remedio y cada día.
El silencio no nos hace callar, antes bien, estimula cualquier voz.
Todos contribuimos al "no decir nada" intentando dar con una teoría del todo.
¿Deberíamos hablar de lo necesario?
¿Queremos oír lo necesario?
¿Sabemos qué es tal cosa?




Sin título

No
(voluntad, no verdad ni argumento).

F., en París, a 2 de enero

F. entra en el año nuevo como quien salta a la calle desde una ventana de un edificio en llamas; entra con urgencia pero sin confianza porque escapar de un peligro siempre es un pormenor ocasional que no viene a cerrar ninguna posibilidad, tampoco, por lo tanto, la de una amenaza mayor. Y, aunque ya sabéis que F. es intrépido (os ha dado sobradas muestras a los largo de todos estos años) y no se arredra por lo general ante esas aristas de la existencia que nos limitan sin que nosotros podamos hacer nada al respecto excepto eludirlas situándolas en nuestras reflexiones allá donde menos sombra proyecten, la caída en el nuevo año le atraganta emocionalmente de un modo inexplicable: durante unos días, caminará molesto por lo todavía inconcluso e irritantemente expectante ante la rutinaria repetición de los espacios y tiempos cotidianos llenos de pruebas familiares de múltiples filos.
Mantenerse en un ámbito que ninguna teoría ha sabido explicar es nuestra victoria.
F. es resistente y se s…

Escepticismo

A veces me resulta difícil de creer (dado lo que se oye por ahí al respecto) que todo aquel que tiene una imagen del mundo, de lo éste debiera ser, quiera además convertirla en una realidad (más allá de dar por buenos algunos pueriles lugares comunes) y no que, en realidad, deben, al tiempo que actúan para alentarla, evitar su concreción que conllevaría su fin, clausura, y la tornaría tan inútil para todo como vacíos y sin propósitos a sus ideólogos.

VIII Aniversario de Textos Inmóviles

Desplazamiento involuntario a la derecha

El nacionalismo es una de las formas en que se encarna el populismo; su proyecto político se resume en la apelación sentimental y dramática al pueblo-cultura. La izquierda, intentando esquivar las luces socialdemócratas, se vuelve también al pueblo, aunque en este caso, se dirige al pueblo-político. Ambos tienen respecto al grupo las mismas intenciones: representarlos, buscar su bienestar y felicidad. Y todo en el contexto de la democracia liberal.
Democracia. En expresión de la propia etimología del término, las dos tendencias políticas citadas en el párrafo anterior pasarán a simplificarlo todo dando, en todo momento y situación, al pueblo (a su pueblo) el derecho a decidir, a ejercer su soberanía por encima incluso de las leyes vigentes, olvidando que esas también emanan de esa misma soberanía. Trivializan la democracia. Si no fuéramos malpensados, diríamos que buscando tal vez mejorarla (y, por supuesto, es mejorable) la convierten en un carrusel de referendos y tensiones contrapr…

Particular razón global

A la crítica del iluminismo, como a toda simplificación teórica, se le pueden objetar ciertas obsesiones, un tanto de elitismo, una cierta vaguedad teórica y argumentativa, tal vez una fe excesiva en la intuición, pero sería difícil cuestionar que dieron con un argumento sólido y muy clarificador de los defectos de la contemporaneidad: la Razón, en su versión liberal-burguesa, es el dragón que agosta con su aliento cualquier atisbo de Justicia en la organización de las sociedades y abrió y mantiene abierta esa brecha-acantilado por la que se han ido despeñando todos los ideales contemporáneos, todo lo bueno que imaginamos en común, todo lo que cada uno de nosotros sabe que es lo correcto por más que no sea guía de casi nadie, y acompañó esa caída al insondable abismo con los fragores de los desastres y la infamia.
Esa particular Razón –lo normal para muchos–, a mayores de sus múltiples filos, nació ya con una profunda contradicción: estimar que los supuestos que conforman la vida comu…