Consecuencias de la barbarie

Confieso que el mundo, del que mucho desconfío, me deja a menudo sin palabras, tanto que ni callarme puedo como quisiera.

Popular Posts

Emboscarse

El Lector