Vivir

Recuerda en los momentos o días o eras de dolor lo que fuiste y la placidez, el sosiego del dormir a pierna suelta, en los instantes de plenitud, y reducirás al mínimo las posibilidades de mostrarte mezquino e insignificante.
No sea para ti un peso insoportable no haber sido un genio, sí el no haberlo intentado.
Otto Weininger dice de Wittgenstein que representaba "la obligación moral frente a uno mismo de aspirar al genio, al amor intelectual a la verdad y la claridad". Por eso tal vez, pudo dejar dicho a sus amigos (y a todos nosotros) que su vida había sido maravillosa.

Popular Posts

Emboscarse

El Lector