Dos

"Porque del alma del hombre sale el mal: la lujuria, la obscenidad, el asesinato, el robo, la codicia, la cólera, el engaño, la impudicia, la envidia, la calumnia, el orgullo y toda suerte de estupidez".
"Todo el mal viene del alma del hombre y sólo esto puede embrutecer al hombre".
(Mc, 7, 21 y 23 según Tolstoi, L., El evangelio abreviado, KRK, Oviedo, 2009, p. 83.)
En verdad, el alma del hombre es una impresionante factoría. Estirpemos tan inicuo apédice: deshabitados, cáscaras felices y simples...
Tal vez funcione la involución y podamos comenzar desde ahí otra vez.

Popular Posts

Emboscarse

El Lector