Año nuevo de F.

F. celebra el año nuevo como se celebran los lunes, los rotos en las camisas, el dolor de oídos. Madruga el día primero de año y sale a las calles de París por ejemplo. Pasea bajo los puentes del Sena ligero, molestando a las palomas que corretean delante de él antes de irrumpir en un vuelo corto y raso más propio de perdiz o gallina. Pisa charcos y arena en los parques. Hay hielo sobre los bancos de piedra, los de madera están húmedos. Un barco sube el río, no se ve un alma sobre cubierta. Suenan motores y sirenas arriba, en el suelo de la ciudad, lejos de los corredores del río. Nada es suficiente, nada falta. En el año nuevo de F. ninguna cosa está por estrenar.

Popular Posts

Emboscarse

El Lector