Nunca atrás

Entra en la batalla libre de las cadenas de la victoria o la derrota.
Desazte de cualquier deseo, propósito o fin.
Disfruta de cada instante (por ejemplo, éste, en el que lees lo que tú has elegido leer).
Ten presente tu fragilidad.
Fortalece tu interior para soportar el daño que han de infligirte los demás, mengua en lo posible la intensidad del que tú has de causarles.
...
Seguiremos pasándonos la receta y seguiremos sin cocinar nada de nada con tan modestos ingredientes.

Popular Posts

Emboscarse

El Lector