Camino

Camino, crujen las suelas de mis zapatos, saludo, canto en voz baja, ahora que otros, allá o acá, lloran algún muerto, un desamor, una ofensa, caen en la cuenta de su malísima salud, enloquecen, inauguran un odio, un resquemor, se sienten timados...
La verdad de aquí, en algún lugar será vulgar mentira sin matices.
Los rayos de sol tienen grados de inclinación infinitamente divisibles.
Voy al lugar del que vine cuando me fui.
El lenguaje construye mundos, vidas, mi paseo por ejemplo.

Popular Posts

Emboscarse

El Lector