El Juego

El asalariado aumenta el herario público con sus aportaciones para que pueda haber reparto, gasto público. Cuando la Crisis, tiene que admitir que ese dinero reviertan en su pagador que salva así su empresa de la bancarrota y puede seguir dando salario al asalariado aunque sea de bolsillo ajeno. Por lo tanto, el trabajador, el que sólo tiene tiempo para el trabajo y ocio para el consumo, cuando la Crisis, trabaja gratis: cobra el mismo dinero que él, y otros como él, aportaron antes para otros fines, se paga a sí mismo.
¡Qué juego de mierda que sólo parece serio si un economista lo describe con su jerga de persona seria y estudiada!
Perdónenme la vulgaridad de queja tan antigua y vulgar sobre el funcionamiento de este mejor sistema posible menos-malo.

Popular Posts

Emboscarse

El Lector